Powindah es un estudio online, es decir, trabajamos en internet, sin instalaciones físicas como tal. Es decir, nuestras oficinas son digitales.

Nuestra actividad consiste en facilitar el proceso digitalizador PYMES y profesionales autónomos.

Y lo hacemos desde tres áreas:

Gestión del conocimiento

Implementando metodologías que permitan un flujo y acceso eficiente al conocimiento que día a día acumula todo negocio, independientemente de su tamaño. Al tiempo que aportamos las herramientas digitales que agilicen la gestión empresarial cotidiana.

Presencia en internet

Somos conscientes de que cada negocio, cada profesional, tiene unos requisitos y necesidades específicas al afrontar su presencia en internet. Por eso no ofrecemos paquetes cerrados, ni soluciones estándar. Desarrollamos la solución específica que mejor se ajuste a cada caso, tomando en cuenta factores como la dimensión del negocio, su actividad, la forma que tiene de interactuar con sus clientes y su capacidad de asumir el cambio en el proceso digitalizador.

Aplicación de nuevas tecnologías

El entorno empresarial es digital, cambiante y en continua evolución, incluso si únicamente operas a nivel local. Quedarse atrás es un error que no te puedes permitir. Digitalizarse no es "tener una página en facebook", hay todo un abanico de herramientas y posibilidades que pueden llevar tu trabajo hacia el futuro. Nuestro servicio de consultoría te asesorará y acompañará en el proceso digitalizador.

A lo anteriormente dicho, añadimos dos valores en los que fundamentamos nuestro trabajo:

Open Source

Siempre que sea posible emplearemos herramientas Open Source. Es decir, aquellas tecnologías y metodologías desarrolladas bajo una filosofía de trabajo cooperativo, libre acceso a la tecnología e independencia de corporaciones, gobiernos o grupos de poder.

No Code

Este término hace referencia al desarrollo de herramientas y aplicaciones sin programar, implementando métodos sencillos para su creación y obteniendo el mismo resultado que si estuviésemos programando.

Ambos conceptos se traducen en menores costes y tiempos de ejecución en los proyectos que llevamos a cabo, así como en su total independencia de terceras partes.